Relaciones

La vida está llena de relaciones que están en un continuo contacto. Desde chicas que buscan a su hombre ideal hasta hombres que intentan buscar a la chica perfecta en la barra de una discoteca o incluso en la biblioteca. Pero las relaciones contienen un alto grado de dificultad por lo que hay que tener paciencia y saber elegir. A la hora de decidir o buscar a tu pareja, el primer paso te llevaría a fijarte en el físico y posteriormente centrarte en sus emociones. Hay otras tantas personas que se mueven por la estabilidad económica que les pueda llegar a aportar esta persona y otras simplemente, sólo se fijan en la calidad de sus emociones.

Si no te gustan tus imperfecciones, a alguien le gustarán. Regístrate gratis en Meetic

Regístrate gratis en Meetic

Los problemas más comunes en la pareja

A pesar de que cada pareja es un mundo y que los problemas de cada una de ellas dependen de las situaciones y personalidades de cada uno de los miembros, existen problemas de pareja que son más comunes de lo que pensamos.

Incluso los más románticos y los que piensan que su amor puede con todo, no evitarán pasar por crisis provocadas por temas que dañan directamente la base de una relación.

Aquellos temas comunes que forman la base o repercuten directamente en la salud de la pareja pueden encontrarse en estos puntos:

Internos a la pareja:

*Falta de comunicación y desconfianza: una mala comunicación puede generar desconfianza a largo plazo. Los sentimientos deben expresarse, así como los miedos o lo que preocupa a cada una de las partes si queremos llegar a confiar en la persona que tenemos al lado y resolver los problemas.

*Monotonía: una relación de varios años lleva inevitablemente a la monotonía si no se hace nada para remediarlo.

*Falta de sexo: la monotonía o problemas internos de la relación pueden llevar a problemas sexuales que afectan a la pareja como falta de sexo o falta de atracción sexual por la otra persona.

*Infidelidad: es la consecuencia de problemas antes mencionados como la falta de comunicación o la monotonía. Una vez cometida la infidelidad, es complicado no evitar que esta afecte a la relación.

Externos a la pareja:

*El trabajo y la distancia: el exceso de trabajo, horas extras, viajes, reuniones o el estrés provocado por el mismo, inevitablemente afectan a la pareja y la relación.

*Familia e hijos: estos dos de los importantes pilares pueden ser también motivo de estrés, discusiones y problemas provocados por las responsabilidades de hacerse cargo de hijos o parientes que cambiarán la intimidad de la relación.

*Problemas económicos y de salud: problemas de dinero o de salud de alguna de las dos partes de la relación afectarán de manera negativa a la fluidez y alegría de la pareja.

Felicidad: Las mujeres prefieren sexo, ellos mimos

La calidad de las relaciones de pareja y el sexo son factores que determinan la felicidad al interno de la relación. Como se conoce desde hace tiempo, los hombres y las mujeres no brindan un peso idéntico a estos factores, ni en el momento de buscar pareja ni cuando la han encontrado. Históricamente se pensaba que los hombres brindasen más importancia al sexo y las mujeres a las relaciones de pareja.Sin embargo, ahora un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Indiana en los Estados Unidos y publicado en la revista Archives of Sexual Behavior afirma que esta idea es del todo errónea. Para llegar a esta conclusión los científicos analizaron a miles de parejas provenientes de diferentes culturas; entre ellas personas de España, Alemania, los Estados Unidos y Brasil. Estas personas no intentaban buscar pareja sino que tenían una relación consolidada y sus edades rondaban entre los 40 y los 70 años.

Los investigadores analizaron la calidad de las relaciones de pareja, teniendo en cuenta tanto el sexo como la frecuencia de las caricias y el afecto que se prodigaban estas personas. Así, pudo apreciarse que una buena parte de las mujeres basaba sus niveles de satisfacción en la calidad y frecuencia del sexo mientras que los hombres usaban un criterio diferente: los besos y las caricias.

Hablando en términos estadísticos: los hombres que eran abrazados y besados por su compañera eran tres veces más felices en sus relaciones de pareja, en comparación con aquellos que no recibían tantas muestras de cariño.

Sin embargo, cuando se analizó a las mujeres, pudo apreciarse que los besos y abrazos no incidían en su percepción de las relaciones de pareja. Las mujeres más satisfechas eran aquellas que practicaban más sexo y cuyas relaciones sexuales eran más prolongadas en el tiempo.

Otro detalle curioso fue que los hombres y mujeres de Japón fueron quienes se mostraron más satisfechos con sus relaciones de pareja. En este punto muchos se preguntan si estas diferencias entre género también se aplican en el momento de buscar pareja. Es decir, podría ser que el hombre al buscar pareja brinda más importancia al sexo mientras que cuando la mujer intenta buscar pareja se preocupa más por los detalles románticos pero con el paso del tiempo y la convivencia estos intereses cambien. Una cuestión que aún no se ha dilucidado.
Y tú, ¿qué criterios usas para buscar pareja? ¿Crees que estas diferencias entre género son reales?

¿Cómo saber si estás preparado/a para empezar una relación?

Las relaciones de pareja son más complicadas de lo que puede parecer a simple vista. Por eso, es importante tener muy claro saber, antes de comenzar una relación, o plantearse siquiera una búsqueda de pareja, si estás preparada de verdad.

En primer lugar, lo primero que tienes que pensar es por qué quieres empezar una relación: ¿estás realmente enamorada de esa persona o simplemente quieres empezar una relación porque todas tus amigas tienen pareja, para olvidar a tu ex o por cualquier otro motivo?

La verdad es que antes de empezar una relación con otra persona, es importante aclarar los términos de la misma para que cada uno sepa qué está dispuesto a dar al otro. Sobre todo, no juegues con los sentimientos de los demás, puesto que no es justo hacerle daño a otra persona.

También es cierto que en las relaciones de pareja no hay normas establecidas y que solo tú misma puedes saber si estás o no lista para empezar una relación. Por eso, no escuches a los demás y haz lo que tu corazón te diga. Si estás decidida a salir con esa persona, asegúrate de empezar la relación sin lastres: olvida los traumas del pasado, los problemas con anteriores pareja... Cada persona es diferente y tienes derecho a disfrutar de tus nuevas relaciones de pareja como si fueran las primeras.

¿Por qué es mejor relacionarse con padres y madres solteros?

Muchas son las personas que deciden buscarse una nueva relación sentimental tras una ruptura, una separación o un divorcio. Encontrar una nueva pareja que te ilusione, que te haga creer de nuevo en el amor y que al mismo tiempo te revitalice como persona y como ser humano es una de las prácticas más comunes entre personas.

Te proporcionamos las ventajas que tiene tener una relación con una madre o un padre soltero que se han divorciado hace poco, sus puntos positivos no son nada desdeñables.

- Un padre o una madre soltera no te hará perder el tiempo. Tiene un día complicado por norma general, está controlado por los horarios de los niños por lo que puedes estar segura que más allá de las 6 de la tarde tendrá que irse para dar el baño a un niño o ayudar con los deberes a otro. Y si salís juntos por la noche la canguro le costaría más dinero si el encuentro se prolonga unas horas, así vuestra velada no se prolongará mucho tiempo.

- Jamás te agobiarían pidiéndote mucho compromiso desde el principio porque ellos mismos saben que no te lo pueden ofrecer. Dejan que la relación crezca a un ritmo lento, incluso impuesto por tí, porque ellos mismos necesitan esta lentitud. No estarás sentado o sentada del día a la noche junto con él o con ella y sus niños, tienen que estar muy seguros de que la nueva pareja sentimental es estable antes de abrirte las puertas de tu casa y presentarte a los niños y demás familiares. Esto se debe a que deben transmitirle fortaleza y entereza a los niños.

- En cambio, y esto no es muy positivo, si la madre o el padre con el que estás manteniendo una nueva relación tienen la custodia, su capacidad de asumir una relación estable será mucho más limitada.

- Los padres y las madres que están solteros son por lo general más pacientes y ordenados que aquellas personas que no tienen hijos. Virtudes de gran valor hoy en día.

- Siguiendo el punto anterior añadimos que la paternidad o maternidad es un proceso evolutivo que hace que las personas cambien. Se vuelven más detallistas, emocionalmente más estables y además fiables (por si eres de las o los que temen un desengaño).

- Las personas con hijos ya han pasado por su drama personal y no te harán perder el tiempo con más tonterías, no se van a dedicar a jugar con tus sentimientos.

- Si este padre o esta madre quiere dar un paso más en vuestra relación querrá decir que habréis recorrido una gran parte del camino hacia la pareja estable, puede que sea tu pareja idea.

Hay que evolucionar en las relaciones de pareja

Si te crees todo un experto en el amor y en las relaciones entre parejas, hecha un vistazo atrás porque seguro que siempre hay algo que mejorar. Cosas que desmitificar, amores que olvidar y lecciones que aprender para no volver a cometer errores. En esto del amor hay que saber rectificar, siempre se puede mejorar y siempre queda algo por corregir, aceptar y potenciar para convertirte en un verdadero genio.

Debes tener en cuenta y no olvidar que enamorarte no significa caer en la obsesión ni llegar a los extremos.

Debes aprender a que no puedes, básicamente no es sano poner toda la motivación de tu vida en una sola persona.

Tienes que aprender a que no se debe rogar amor porque una relación amorosa nunca tiene que ser para vivir angustiado.

Posiblemente ya seas adulto, pues el amor así lo entiende y compórtate como tal.

Siguiendo la idea anterior, suponiendo que eres mayor sabrás que en el amor siempre se vuelve a tropezar con la misma piedra, existen los tropiezos, los miedos y los dolores, todo junto hace que se dificulte más las relaciones o la búsqueda de pareja.

Ya habrás aprendido que no te hace ningún bien endiosar o idealizar a nadie, nadie es un héroe ni un dios. Todas las personas del mundo, mujeres y hombres, son seres humanos, con sus virtudes y fallos. No esperes de tu pareja sentimental más de lo que puedes hacerlo de otra persona en cuanto es un ser humano más.

También tines que saber que eres bueno tal y como eres, siempre que respetes a la persona con la que compartes algo en tu vida.

Ya sabrás que muchas veces hay que pasar una temporada mala, a nuestro pesar, para reencontrarnos luego con la felicidad y el amor.

Acepta que si sientes algo hoy no significa que lo sientas mañana, y lo mismo le puede ocurrir a la persona que está contigo. Así también debes permitirte llorar sin ningún tipo de complejo ya que el dolor es parte de la vida y forma parte de nosotros, lo mismo que el placer y el amor.

Estás enamorado y feliz, es tu rutina. Pero eso no significa que sea para siempre, porque la vida cambia a una velocidad increíble. Hay que ser tolerante con la inseguridad natural que la vida conlleva.

Acepta que los planes desaparecen en un instante ínfimo, sobre todo las mujeres son muy imprevisibles.

Y por último, acpeta que la sociedad ha creado muchas cosas malas y de mentira alrededor de la idea verdadera de amor.

Nuestra felicidad no es responsabilidad únicamente de nuestra pareja

Todos queremos encontrar pareja, encontrar a alguien con quien disfrutar del día a día, de nuestra mutua presencia. No obstante, no tenemos que pensar que una relación sentimental es lo único que existe en nuestras vidas y lo único que puede ser fuente de nuestra felicidad. Por ello, tenemos que ser conscientes de que al buscar pareja, tenemos que buscar alguien que nos complemente, alguien que nos haga más felices, pero que su no presencia, no tiene por qué implicar la desgracia.

Por ello, tenemos que aprender que nuestra individualidad debe mantenerse a pesar de que encontremos pareja. Cuando seamos felices sin pareja, es cuando nos encontraremos en una mejor situación para comenzar una relación amorosa.

Además, tenemos que ser conscientes que no podemos depositar en el otro toda la responsabilidad de nuestra felicidad. Si se trata de algo propio, somos nosotros mismos quienes tenemos que ser responsables de ella, aunque obviamente, con esto no obviamos que el amor es una gran fuente de felicidad.

Si queréis saber más consejos sobre relaciones de amor, sobre encontrar pareja o sobre todos los aspectos relacionados con el amor, no dejéis de acceder a la página principal o a los distintos apartados en que tenemos dividido el portal.

Secciones