Consejos para hombres que regresan a la soltería

Debéis estar emocionados por el hecho de que comenzareis una vida romántica de nuevo, pero sed cautelosos, pues ya sois lo suficientemente maduros como para poder detectar señales de peligro evidentes. Tamadlo con calma, incluso si ella tiene intenciones de acelerar la relación. Los hombres tienden a asustarse y se alejan cuando sienten que es demasiado rápido. Mejor tomaros un tiempo de forma tranquila. Poco a poco y a vuestro paso y comenzareis a sentiros cómodos. De esta forma también sabréis que todo es auténtico.

A pasos seguros

Familiarizarse bien con la persona, disfrutar de un buen momento y sentirse cómodo. Estos tres elementos no sólo son el objetivo para terminar la primera cita con éxito, sino que también son acciones necesarias para asegurar una segunda cita. Si estás realmente interesado en esta persona, ofrécele tu atención por completo. ¡Haz contacto visual, haz preguntas, y si ella cuenta una broma, ríete!. Imita el tono de esa persona, su humor, su actitud, e incluso la posición en la cual se sienta. Este ejercicio de lenguaje corporal es tan sutil que probablemente no lo notará. Se sentirá cómoda contigo y querrá verte de nuevo.

Existen comportamientos que se deben evitar, cosas que puedan afectar a que una persona sea invitada o no a salir de nuevo. Por supuesto, definitivamente es recomendable evitar tener sexo en la primera cita. El cambio de estar casado y libremente tener sexo con tu pareja, a convertirte en una persona soltera, puede frenar la pasión y ser difícil para algunas personas. Si realmente quieres que una relación madure, debes abstenerte. Conseguir la segunda cita es auto-controlarse y no estropearlo. Lo físico siempre progresa. Mejor tómalo con calma y así tendrás a donde ir.

Cuando no funciona

Si no has tenido noticias de esa persona en un par de semanas, aún cuando estás convencido de que fue algo maravilloso, piensa bien en esa tarde. ¿Realmente teneís algo en común?, ¿hablaste demasiado sobre ti?, ¿fuiste demasiado lejos físicamente, hasta el punto en que te sentiste un poco culpable al día siguiente?. ¿Tal vez actuaste como si estuvieras muy necesitado, fuiste muy agresivo, mandón, demasiado inmaduro o aburrido?.

Eventualmente este es el caso, y probablemente tu cita se fue asustada y jamás te lo dirá aunque se lo pidas. No seas demasiado duro contigo, reflexiona y déjala ir. Es solamente una cita, y si ella se ha ido, esto significa que esa persona no era para ti. Por lo menos, si repasas honestamente lo que pasó, podrás saber lo que no debes hacer la próxima vez y enfocarte en encontrar a alguien que sea compatible contigo.

Secciones

Otros artículos y consejos:

Volver con tu ex

Aviso legal - © 2019