La historia de Eros y Psique

En muchas ocasiones pensamos que nuestro asuntos amorosos son algo único y nuevo que nunca le ha sucedido a nadie. Pero el amor, sus problemas y sus singularidades, son aspectos casi universales y cuyos temas llevan tratándose desde hace milenios. Tal es así en el mito griego de Psique y Eros. Psique era una bella muchacha, la más bella y joven de las tres hijas de un rey de Anatolia.

La diosa del amor, Afrodita se puso celosa de la joven y mandó a Eros (Cupido en la mitología romana), su hijo, para que llevase a cabo un ruin acto. Le lanzaría a Psique una flecha dorada y oxidada que haría que se enamorase de un hombre malvado y despreciable. Pero cuando Eros vio a Psique, no tuvo otro remedio que caer totalmente enamorado de la mortal, lanzando la flecha al mar y llevándose a la muchacha a su palacio. Aunque Eros y Psique se amaban cada noche, él siempre se valía de la oscuridad para ocultarle su verdadera identidad.

Eros Psique Pascal Simon

Al cabo del tiempo, Psique comenzó a extrañar a sus hermanas mayores, así que Eros permitió que las viera, no sin antes avisarle que éstas intentaría arruinar su felicidad. Y así fue que las hermanas de Psique, a la mañana siguiente, le preguntaron sobre su nuevo marido, a lo que Psique no supo contestar como era por no haberlo visto nunca. Las hermanas de Psique le instan a que encienda una lámpara en la noche para averiguar cómo es su marido, pero al encender la lámpara Psique dejó caer una gota de aceite hirviendo sobre el rostro de Eros, que traicionado abandonó a su mujer. Psique le pide ayuda a Afrodita para enmendar su error y ésta le manda cuatro tareas imposibles como condición.

En su último trabajo Psique tuvo que ir al inframundo para pedirle a Perséfone un poco de belleza para llevársela a Afrodita. Tras varias aventuras y algo de ayuda Psique logra la caja, pero decide abrirla para quedarse algo de belleza y cae en la trampa de Afrodita. La caja contenía un sueño estigio, pero Eros la salvó de éste y pidió a Zeus y Afrodita que le permitieran casarse con Psique.

El hijo de ambos se llamó Voluptas, o en la mitología romana Placer.

Secciones

Otros artículos y consejos:

Volver con tu ex

Aviso legal - © 2019